➡️ Los 5 mejores consejos para los días previos al examen

¡Hola opositores! Después de meses de estudio, en algunos casos incluso años, en los que hemos dedicado toda nuestra energía al estudio de la oposición, tras horas y horas de biblioteca o encerrados en nuestro lugar de estudio, perdernos eventos familiares o no poder salir todo lo que hubiéramos querido con nuestros amigos, por fin, llega la cuenta atrás para la fecha en la que nos lo jugamos todo.

Los días previos al examen son especialmente importantes y no podemos echar por tierra todo el trabajo que llevamos haciendo todo este tiempo por no saber gestionar nuestras sensaciones y miedos en este último sprint.

Por ello, en esta publicación vamos a darte los mejores consejos para aprovechar al máximo las últimas horas de estudio y no perder los nervios.

1. El descanso en los días previos al examen final

Durante los últimos meses hemos seguido a rajatabla nuestro planning de estudio. Los últimos días antes del examen los nervios comienzan a aflorar y éstos se acentúan más si cabe, por lo que nuestros pensamientos más pesimistas nos invaden y nos hacen creer que hemos olvidado muchos datos del temario, que nos faltan por mirar algunos puntos, que vamos a suspender, que el resto de los opositores están mejor preparados, etcétera.

Estos pensamientos nos llevan a querer estudiar más de lo que veníamos haciendo últimamente para aprovechar cada minuto libre del día, para seguir con los repasos o estudiar contenido nuevo. Sin embargo, la cercanía de los exámenes, normalmente, suelen producir un efecto contrario por la presión que nos produce los últimos días.

El día previo al examen podemos dedicarlo a repasar algunos datos en concreto o leer contenidos específicos, pero lo mejor que podemos hacer el día de antes es darle un mayor protagonismo al descanso o al ocio. Organiza un plan que te permita distraerte y pensar lo menos posible en el examen. Por ejemplo, ir al cine o hacer un poco de deporte, pero con cuidado, no te vayas a lesionar el día de antes del examen.

Considera este descanso como una gratificación a todo el trabajo que has hecho.

Puedes revisar algunos de los esquemas que has ido confeccionando durante el estudio de tu oposición para revisar algunos datos concretos y que servirán para dar un último repaso rápido.

Otro aspecto muy importante es que intentes dormir lo máximo posible el día antes del examen. No descansar bien la noche de antes a la jornada del examen puede afectar a nuestra concentración durante la realización del examen y la comprensión de éste, lo que nos puede llevar a pasar por alto cuestiones o datos importantes y perder algunos puntos cruciales para conseguir la plaza.

2. Haz caso a tus preparadores

Si has preparado la oposición en una academia o con ayuda de un preparador personal, pon en práctica aquellos consejos que estas personas te den. Normalmente estos expertos suelen ser ya funcionarios y, lógicamente, ya han pasado por lo que tú estás haciendo ahora y nadie va a saber mejor que ellos qué es lo que se siente en los días previos al examen.

Por eso es tan importante hacer caso de aquellas sugerencias y recomendaciones que nos hagan. Además, son personas que han acompañado a muchos opositores en su preparación y tienen bastante experiencia  en cómo gestionar los nervios de última hora y calmar a aquellos opositores que estén más agobiados.

Compartir impresiones y sensaciones o posibles observaciones del examen con compañeros de oposición también puede ser una gran idea. Nadie nos va a comprender mejor que ellos sobre lo que sentimos en los momentos anteriores al examen y puede servirnos para desahogarnos.

3. Planifica los detalles del examen

El día antes del examen es muy importante organizar todos los detalles del examen. Por poner un ejemplo, debemos planificar todo el material que vamos a necesitar durante el examen y que no se nos olvide nada. Es crucial dejar preparado todo la noche de antes y no dejar nada para cuando nos despertemos el día del examen.

El día de antes al examen podemos desplazarnos a la zona del examen para conocerla mejor y hacernos a la idea del tiempo que nos va a llevar desplazarnos hasta ese lugar, qué transporte utilizaremos para desplazarnos y el trayecto elegido.

Si el día del examen ya conocemos todos estos aspectos, ganaremos bastante confianza y hará que no lleguemos al lugar del examen con nervios innecesarios y evitables, por no saber dónde se realiza el examen o si llegaremos con el tiempo justo.

IMPORTANTE: Sal hacia el lugar de realización del examen con tiempo de sobra. No vayas con el tiempo justo porque nunca sabemos lo que puede ocurrir ese día.

Prepara tu documento de identidad y revisa antes de salir de casa que lo llevas contigo.

También es buena idea llevar una botella de agua, unos caramelos y más de un bolígrafo.

4. Visualiza mentalmente el examen 

Una buena práctica que nos ayudará a llevar mejor los nervios y las sensaciones relacionadas con el día de la prueba es visualizarnos a nosotros mismo enfrentándonos al examen.

Durante las últimas semanas es bueno que incrementemos el número de veces que realizamos simulacros de examen oficiales. Mientras que hagas los simulacros intenta concentrarte lo máximo posible y hazlos de manera seria. Evita las interrupciones en la medida de lo posible y mide el tiempo cómo si fuera el examen real.

Cuánto mejor copies las condiciones reales a las que te enfrentarás el día del examen, con más seguridad y confianza en ti mismo realizarás el ejercicio.

Confía en ti mismo y en el trabajo que has realizado durante tanto tiempo.

5. Comidas antes del examen

Si haces el examen por la mañana, toma un desayuno suave. Hay que evitar tomar comidas copiosas antes del examen, pero también evitar enfrentarnos al examen en ayunas. Intenta no pasar hambre durante el examen. La virtud está en el término medio.

Si te enfrentas al examen por la tarde, pues igual, intenta no tomar una comida muy abundante que haga una digestión pesada antes del examen. Los exámenes por la tarde pueden hacer que acumulemos más nervios durante el día y si a eso le añadimos una comida abundante, puede jugarnos una mala pasada.

Y hasta aquí llegan nuestros consejos para los últimos días antes del examen de la oposición. Esperamos que te sean de ayuda para superar el proceso con mucho éxito y consigas tu plaza.

Si quieres comentarnos algo, puedes dejar un comentario más abajo.

Deja un comentario